1.7.10

Pan vienés, con levadura líquida

Texto y fotos pertenecen al blog http://zuccheriera.blogspot.com/





Pan de Viena, con levadura líquida

Para tres baguettes ó 24 panecillos:

500 gr de harina panadera
25 gr de azúcar
75 gr de levadura líquida, refrescada la noche anterior (ver receta en la columna lateral)
20 gr de leche en polvo
75 gr de mantequilla en pomada
10 gr de levadura fresca de panadería
11 gr de sal
250 ml de agua templada

Poner la levadura fresca en un bol con un par de cucharadas de la harina y 50 ml de agua y dejar reposar hasta que empiece a burbujear.

En otro bol, mezclar el resto de harina con la sal, el azúcar y la leche en polvo. Añadir la levadura fresca, la levadura líquida y el resto de agua y amasar unos 6-8 minutos, hasta obtener una masa bastante homogénea. Añadir entonces la mantequilla poco a poco, en cachitos, esperando a que se absorba el trocito anterior antes de echar el siguiente. Hacer pausas de 10 minutos cada 5-6 minutos de amasado, hasta obtener una masa lisa y no pegajosa.
Dejar reposar la masa 15 minutos.
Dividirla en tres partes iguales; doblar cada parte como si fuera una carta que hay que meter en un sobre y dejarla reposar, tapada, durante 15 minutos.

Si se quieren hacer baguettes, con la punta de los dedos estirar delicadamente cada parte de masa en un rectángulo y enrollarlo sobre sí mismo. Poner las baguettes a leudar en un sitio cálido durante 1 hora y media, después de haber practicado en la superficie de cada pan unos cortes horizontales como los de la foto.
Pulverizar con agua templada y cocer en el horno a 200º, con calor arriba y abajo, hasta que los panes estén intensamente dorados.

Si se quieren hacer panecillos, cortar cada parte de masa en 8 partes iguales.
Estirar delicadamente cada parte de masa en forma de pequeño rectángulo y doblarlo como si fuera una carta que hay que meter en un sobre. Así obtendremo una masa con forma casi cuadrada. Llegados a este punto, coger el ángulo derecho del cuadradito del masa y llevarlo hacia el centro y seguir llevando masa hacia el centro con todas las puntas de masa que van saliendo, hasta obtener una bola. Pellizcar entonces todo el centro de la masa, donde se ha formado una especie de costura, para sellar la base del panecillo. Poner a leudar en un sitio cálido una hora y media, después de haber practicado un corte en forma de cruz en la superficie de cada panecillo. Pulverizar con agua caliente, antes de hornear a 200º, con calor arriba y abajo, hasta que el pan esté intensamente dorado.

Si quieres hacer este pan en la panificadora, selecciona el programa "Pan dulce" y "Costra media" y pon todos los ingredientes en la cubeta. No te aconsejo que utilices el programa "Amasado" y luego termines de cocer el pan en el horno.

Dura tres días en el frigorífico, en la parte menos fría, en una bolsa de papel.
Apto para congelar.

Estos panecillos vieneses son perfectos para hacer bocadillos:




Rellenos de tiras de calabacín salteado con orégano, pan rallado, sal, pimienta y una pizca de cebolla roja (todo en la Actifry), un velo de mayonesa y salmón ahumado.


Los amigos de El amasadero cumplen un año de actividad en estos día y andan preparando cosas nuevas. El post de hoy me parece el más adecuado para felicitarlos y agradecerles no sólo las fabulosas harinas, sino también el gran mimo y la profesionalidad con los que tratan a los clientes.
¡Muchas muchas felicidades!

Etiquetas:

¿Estás pensando en llevarte algo de aquí?
Antes deberías leer atentamente
esto

2 Comments:

Blogger Irene Navas said...

delciioooossooo!

7:31 p. m.  
Blogger Nadji said...

Que de bonnes recettes de pain.
MAGNIFIQUE.
Je reviendrai.
A bientôt et bon dimanche.

7:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Textos y fotos de La Zuccheriera, Biscotti y Panepizza son propiedad intelectual registrada. Está prohibida su reproducción, incluso parcial.