19.6.07

Buttermilk honey bread


PANES DE MIEL Y LECHE CORTADA


Toda mi vida buscando el buttermilk en las estanterías de los supermercados, incluídos los de barrio, que nunca se sabe, a veces esconden tesoros... y resulta que ¡en 10 minutos se hace en casa!
Hay veces que me siento más tonta de lo normal...
(Receta del libro "The bread bible", Beth Hensperger, Chronicle Books)
****************
PARA 4 PANES MEDIANOS

3/4 de tazas de agua templada

1 cucharada de levadura seca

1 cucharadita de azúcar

1 taza y media de leche cortada***

2 cucharadas de mantequilla fundida

3 cucharadas de miel

1 cucharadita de sal

unas 6 tazas de harina


*** Para hacer la leche cortada (de la serie: "Descubrir el agua caliente") la dosis es de 1 cucharada de zumo de limón filtrado por una taza de leche (dicen que es mejor si es semi-desnatada... a mí la leche transparente me da asco, así que he utilizado leche normal).
Desleír la levadura en un poco de agua y dejarla reposar unos 15 minutos hasta que empiece a burbujear.
Mezclarla con la miel, el azúcar y la mantequilla.
Mezclar la harina con la sal e ir añadiendo harina a la mezcla líquida, empezando a amasar, primero con una cuchara de madera y luego con las manos. Trabajar la masa con fuerza unos 10 minutos y luego guardarla en un cuenco engrasado, tapada, en un lugar cálido, hasta que doble de volumen.
Izquierda: la masa antes del primer leudado
Cuando haya doblado de volumen (ver foto a la izquierda) deshincharla con un golpe y formar los cuatro panes.










Colocar los panes sobre una placa engrasada, hacer una incisión en el medio (ver foto a la izquierda) y dejarlos leudar otra vez en un lugar cálido durante unos 45 minutos.
Pasado ese tiempo, hornearlos a 190º hasta que estén ligeramente dorados, colocando un cuenco de agua fría en el horno durante la cocción.
********************************************
VERSIONE ITALIANA
Da anni, come una cretina, cerco ogni volta nei frigoriferi dei supermercati salmantini il buttermilk, in attesa di avere la folgorazione. Poi leggo che la Beth (Hensperger, una della famiglia ormai, insieme a Martha -Stewart-) lo fa in casa col latte scremato... a me il latte scremato fa senso assai, per cui l'ho fatto col mio bel latte intero arricchito con panna, tiè!
BUTTERMILK DI BETH
Una tazza di latte appena tiepido ed un cucchiaio di succo di limone filtrato. Lasciar riposare per 15 minuti fino a quando non sarà cagliato.
(Della serie: "Scopriamo l'acqua calda")
PER 4 PANI DI MEDIA GRANDEZZA
3/4 di tazza di acqua tiepida
1 cucchiaio di lievito secco
1 cucchiaino di zucchero
1 tazza e 1/2 di buttermilk
2 cucchiai di burro fuso
3 cucchiai di miele
1 cucchiaino di sale
circa 6 tazze di farina
Sciogliere il lievito in un po' d'acqua e lasciarlo riposare per circa 15 minuti fino a quando inizierà a gorgogliare.
Aggiungere il miele, lo zucchero ed il burro.
Mescolare la farina col sale e poi aggiungerla poco a poco ai liquidi, mescolando prima con un cucchiaio di legno e poi con le mani. Lavorare la pasta vigorosamente per una decina di minuti, fare una palla, coprirla e lasciarla riposare al caldo fino a che raddoppierà di volume (per evitare che la Tulip prenda il metro, ci ho messo le foto questa volta! Cosa mi tocca fare per amore della lievitazione!). Sgonfiarla col cazzotto (cazzotto forever) e formare i quattro panini, inciderli e lasciarli lievitare al caldo per altri 45 minuti. Infornare a 190º mettendo una ciotola di acqua fredda in forno, fino a quando saranno dorati.

Etiquetas:

¿Estás pensando en llevarte algo de aquí?
Antes deberías leer atentamente
esto

6 Comments:

Anonymous PIlar said...

Hola Cannella:

Pensaba que nos tenías abandonados a tus lectores de pane pizza, con lo del horno de verano... Me alegro de que no sea así.

Tiene una pinta estupenda, aunque con lo de la leche, no sé si me atreveré hasta que se acabe totalmente la primavera.

Besos

5:58 p. m.  
Blogger cannella said...

Hola Pilar,
para remediar te pongo una receta más, a ver si te puede servir. Un beso

11:45 a. m.  
Anonymous Ibán said...

El autentico buttermilk si que es dificil de encontrar, ya que ni el que venden en los super es buttermilk de verdad. El sabor agrio de la leche natural es unico en el de verdad. No se en Italia, pero en Alemania el industrial se encuentra en todos sitios (incluso en las cantinas de las empresas, como bebida en el almuerzo). No obstante hay batallas que en España es mejor darlas por perdidas ;)

Cuando pienso en sabores de lacteos autenticos, para mi no hay como los del centro de Europa (Polonia, Rumania, Chec/Eslovaquia, etc...) donde la leche/nata agria saben a lo autentico...y tienen esa cima de la gastronomia mundialgalactica...la smetana! mmm

5:23 p. m.  
Blogger cannella said...

Ibán,
no, en Italia tampoco se vende..y es verdad que el mejor viene del centro europa, ellos son especialistas en auténticos sabores agrios, me estoy acordando del kéfir, que es parecido de sabor...

6:43 p. m.  
Blogger Pulgarcita said...

Hola Canella

Tremenda alegría la que me has dado, yo también ando como loca buscando la dichosa buttermilk y nada, las otras recetas que había encontrado no me acabaron de fascinar (creo que cortaban la leche con vinagre o algo asqueroso)... estoy deseando probarla para poder hacer los "Banana & coconut crunch Muffins" de Ina Garten (Barefoot Contessa)
Gracias de nuevo,
Pulgarcita (Marta)

5:24 p. m.  
Blogger cannella said...

Hola Marta!
te aseguro que he vuelto a hacer buttermilk varias veces, después de encontrar esta receta, y siempre me ha sorprendido lo bien que queda y la textura que da a las cosas...y la tontería que es hacerlo. Ya me contarás qué tal, seguro que esos muffins te quedan de lujo. Un beso

12:27 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Textos y fotos de La Zuccheriera, Biscotti y Panepizza son propiedad intelectual registrada. Está prohibida su reproducción, incluso parcial.